Tarjetas Gráficas

Tarjetas gráficas ASUS RTX 3050

Las tarjetas gráficas para PC son una pieza muy a tener en cuenta en la configuración de todo ordenador gaming. Y si eres gamer, se convierte directamente en un componente indispensable. A continuación encontrarás desde las gráficas dedicadas más baratas hasta los modelos de tarjetas especiales para gaming, más potentes y provistos de las últimas tecnologías para poder ejecutar con solvencia los juegos más exigentes, así como para trabajar con aplicaciones profesionales de diseño, render, 3D. Busca, compara y ahorra comprando tu GPU o VGA en Neobyte, tu tienda con más de 15 años de experiencia y atención personalizada. Y recuerda, tu tarjeta gráfica en nuestra tienda online, siempre con stock real para envío inmediato, sin sorpresas. 

Las tarjetas gráficas que buscas, más baratas en Neobyte

En Neobyte trabajamos duro para que puedas comprar la tarjeta gráfica que buscas más barata pero con todas las garantías y el mejor servicio. Esto es posible gracias a que contamos con el apoyo de los principales fabricantes del sector como Asus o Gigabyte y a nuestra política de precios bajos. Además, comprar tu GPU en nuestra tienda online tiene otra ventaja importante como es el envío inmediato. Y es que en nuestra web solo publicamos aquellas tarjetas gráficas que tenemos en stock real, la única manera de garantizar que, una vez realizado el pedido, será enviado inmediatamente y lo recibirás en 24-48 horas, sin depender de terceras partes, evitando así contratiempos y sorpresas desagradables. Además, ofrecemos atención personalizada a través de chat, Whatsapp, email, teléfono y redes sociales para resolver tus dudas con la mayor agilidad. Esta forma de trabajar nos ha valido el reconocimiento de miles de clientes que han encontrado en Neobyte un soplo de aire fresco en el mundo de las tiendas de informática online. Te invitamos a leer algunas de sus opiniones.



¿Que hay que tener en cuenta para comprar una tarjeta gráfica para PC?

En primer lugar es fundamental conocer nuestras necesidades, ya que no es lo mismo una GPU para PC Gaming que una destinada exclusivamente a un uso profesional, o incluso una para que simplemente “dé imagen”. En cualquier caso, existen una serie de aspectos comunes a los que hay que prestar atención y valorar en función de nuestras exigencias y objetivos:

  • Rendimiento: existen diferentes benchmark que permiten medir el rendimiento de una GPU tras someterla a diferentes test sintéticos y de estrés. Antes de comprar una gráfica, puedes hacerte una idea de sus prestaciones consultando los resultados publicados en diferentes portales. Otros parámetros relevantes son los núcleos CUDA, los Tflops, la frecuencia del reloj…
  • Memoria: medida en GB, ya no vale el “cuanto más, mejor”. La tecnología ha avanzado mucho en los últimos años y hay muchos casos en los que una tarjeta gráfica con menos memoria ofrece un rendimiento superior a otra con más. Lo más importante es fijarse en la tecnología, generación y gama de la GPU.
  • Bus y tipo de memoria: determinan el ancho de banda o, lo que es lo mismo, la velocidad de comunicación entre la GPU y la VRAM.
  • Resolución: más que la resolución soportada por la gráfica, hemos de fijarnos en la resolución del monitor y en la resolución a la que queramos jugar / trabajar. Debemos buscar un equilibrio y ser realistas.
  • Diseño: calidad de acabados, iluminación RGB, color… En función de la relevancia que des a este aspecto este punto resultará más o menos determinante a la hora de elegir una tarjeta gráfica.
  • Refrigeración: en el mercado existen desde modelos son disipador pasivo (solo los más básicos) hasta gráficas de 1, 2 y 3 ventiladores. La cantidad y calidad de los mismos, así como la coexistencia con disipadores y caloductos, determinan la temperatura de funcionamiento de la GPU, que siempre es aconsejable que sea lo más baja posible.
  • Tecnologías: más allá de las cuestiones puramente técnicas y de construcción, las tecnologías soportadas por la gráfica también son clave. Por ejemplo, es soporte del trazado de rayos, el DLSS…


Nvidia o AMD, ¿cuál es mejor?

Del mismo modo que a la hora de elegir un procesador nos enfrentamos ante el dilema de Intel o AMD, al invertir en una tarjeta gráfica tenemos que sacar libreta y bolígrafo para apuntar los pros y los contras de los modelos propuestos por Nvidia y AMD.

Por un lado, Nvidia cuenta en su haber con una larga trayectoria como fabricante y sus modelos más potentes se han ganado el reconocimiento de los gamers, diseñadores y profesionales técnicos más exigentes. Además, Nvidia siempre se ha caracterizado por su constante innovación y por el desarrollo de drivers optimizados para juegos concretos, lo que se traduce en una experiencia visual difícil de igualar.

Por otro, las gráficas AMD ofrecen una relación calidad-rendimiento-precio extraordinaria. Aunque su oferta es más limitada, se posicionan como una alternativa más económica pero igualmente fiable, ideal para usuarios que tienen un presupuesto más ajustado, así como para usos específicos.



¿Qué tarjeta gráfica es mejor para juegos?

En Neobyte compartimos vuestra pasión por el gaming, es por ello que conocemos la importancia de adquirir una tarjeta gráfica adecuada para jugar. Por supuesto, no se trata de comprar la mejor tarjeta gráfica que haya en el mercado sin tener en cuenta el resto de componentes de nuestro equipo. De nada sirve tener el modelo más top si el procesador o la fuente de alimentación no están a la altura. Si queremos evitar los frustrantes "cuellos de botella" deberemos encontrar el equilibrio entre estos elementos del PC. Recuerda que, si tienes alguna duda, puedes contactarnos sin compromiso a través de Whatsapp, chat, email o teléfono y nuestros técnicos con más de 20 años de experiencia de echarán una mano ;).

Otro aspecto importante que hay que tener en cuenta a la hora de comprar una gráfica o GPU es la resolución a la que vayamos a jugar. Para resoluciones iguales o inferiores a 1600 x 900 no hace falta volverse loco: modelos de series baratas como la serie GT de Nvidia o, si buscamos algo más potente, las GTX (también de Nvidia), así como las opciones más económicas de AMD son suficientes si nuestro nivel de exigencia no es especialmente elevado. Para resoluciones Full HD, tendríamos que adentrarnos en el vasto mundo de las tarjetas gráficas de gama media. Finalmente, podemos dar el salto a resoluciones como 2K ó 4K con gráficas de altas prestaciones como, por ejemplo, las RTX de Nvidia . En cualquier caso, antes de elegir una GPU o VGA, es muy importante no solo tener en cuenta la resolución a la que queremos jugar, sino también a cuántos FPS y el tipo de juego. Por supuesto, no podemos olvidar que nuestro monitor también debe ofrecer unas prestaciones en consonancia.



GPU para minar

Desde algunos años se han comenzado a utilizar tarjetas gráficas también para minar criptomonedas. Y es que, como hemos comentado, muchas GPU tienen una capacidad de procesamiento increíble, lo que les permite resolver problemas matemáticos y "acertijos criptográficos" complejos que componen cada blockchain. Esta "nueva" característica de las gráficas ha supuesto una auténtica revolución en el mercado y ha levantado controversias, enfrentando en muchos casos al público gamer y al dedicado al mining debido a la escasez de stock derivada de este uso.

¿Gráfica dedicada o integrada?

Algunos procesadores ya están dotados de chip gráfico integrado y, para la mayoría de usuarios puede ser suficiente para visualizar vídeos, realizar tareas de ofimática, navegar por Internet…

Sin embargo, como ya hemos comentado unas líneas más arriba, una tarjeta gráfica dedicada como las que ves en esta categoría supone un salto enorme en cuanto a rendimiento no solo visual, sino del ordenador en general, al liberar a la CPU de esta carga de trabajo.

Producto agregado a la lista de deseos

Al continuar con la navegación en nuestro sitio web entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Así como el uso de las cookies en nuestra web para un buen funcionamiento y experiencia para el usuario como las de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Más información aquí.