Monitores

Amplia oferta en monitores para PC de primeras marcas como Asus, Samsung, BenQ o LG que garantizan una experiencia de visionado altamente satisfactoria, porque cuidar de tus ojos no es solo tarea de tu oftalmólogo. A continuación encontrarás desde pantallas para ordenador básicas hasta verdaderas bestias gaming y profesionales, siempre con una relación calidad-precio insuperable y con las máximas garantías que solo una empresa con más de 20 años de experiencia puede ofrecerte. 

Las mejores ofertas en monitores para PC

En Neobyte nos hemos propuesto traerte las mejores ofertas en monitores para PC para que equiparte te resulte más barato y quedes totalmente satisfech@ con tu compra. Para ello, durante estos más de 20 años de experiencia hemos forjado una estupenda relación con los fabricantes de pantallas para ordenador más importantes del sector como Asus, Zowie, LG… Esto nos permite no solo ofrecer precios muy competitivos, sino también interesantes promociones especiales y las últimas novedades. Además, otra ventaja de rodearnos de los mejores es que, en caso de que surgiera alguna incidencia con el monitor, la gestión de la garantía sería lo más ágil y satisfactoria posible para el consumidor. Echa un vistazo a las opiniones de nuestros clientes y convéncete.

Pantallas Full HD, 2K y 4K

Una vez que has elegido las pulgadas que quieres para tu monitor, otro aspecto a tratar es la resolución del mismo. La cantidad de píxeles que se muestran en la pantalla determinará la definición de la imagen, por lo que en Neobyte recomendamos monitores Full HD (1920x1080), 2K (2048x1080) o 4K (3840x2160). ¡Elige el que mejor se adapte a tus necesidades y presupuesto!

Monitores gaming

Como otros muchos periféricos, los monitores para PC también tienen su gama gaming. Estas pantallas, aunque están desarrolladas específicamente para jugar, ofrecen igualmente un alto rendimiento en todo tipo de tareas. Suelen contar con altas frecuencias de refresco, tiempos de respuesta reducidos, resoluciones avanzadas y otros sistemas de mejora de imagen como G-Sync, etc. Además, suelen estar provistos de diferentes puertos que simplifican la conexión con tu ordenador o consola.

¿Qué monitor para PC comprar?

Más allá de un buen precio, la pregunta engloba una serie de aspectos que es necesario contemplar a la hora de hacernos con un nuevo monitor. Así pues, tendremos que darnos un paseo por esa sección tan amena que tiene por título especificaciones técnicas y atender al tamaño, la resolución, el tipo de panel, las conexiones o el tiempo de respuesta, por ejemplo.

Los monitores de PC tipo gaming, por ejemplo, suelen partir de las 24 pulgadas y cuentan con resoluciones Full HD, 2K o superiores, existiendo también formatos panorámicos. Además, es importante no pasar por alto la frecuencia de refresco, la cual debe ser de mínimo 75Hz para una imagen más fluida, así como los puertos de los que dispone (HDMI, DisplayPort...)

Si lo que necesitas es un monitor para trabajar, la elección varía en función de las necesidades. Así, para tareas de oficina no es necesario un monitor muy grande, con 24 pulgadas sería suficiente, y la resolución Full HD sería idónea. En este tipo de pantallas, el tiempo de respuesta y la frecuencia no son tan importantes como las tecnologías de mejora de imagen que incorporen (filtro de luz azul, antiparpadeos...). En cambio, para profesionales del diseño y/o creadores de contenido, la recomendación es tirar por lo alto, con una resolución excelente y un panel IPS, que prima la calidad de imagen y la fidelidad de los colores por encima del tiempo de respuesta.

Así que si ya te has hecho con una gráfica potente y un procesador a la altura lo aconsejable sería que el monitor no desmereciera en nada estos componentes, ya que no aprovecharías todo su potencial.

Tipos de monitores para PC

Dependiendo del uso que le vayamos a dar, podremos distinguir, a grandes rasgos, cinco tipos de monitores para ordenador. Cada grupo cuenta con unas características técnicas orientadas a satisfacer a un determinado tipo de usuario, por lo que es fundamental definir bien tanto nuestras necesidades como el entorno de utilización para garantizar una compra satisfactoria.

Domésticos / Oficina: esta clase de pantallas constituye el grueso del mercado y su público objetivo es muy amplio. Desde despachos y comercios hasta familias y estudiantes que buscan un monitor para PC asequible pero con una calidad de imagen satisfactoria a la hora de visualizar documentos, navegar por Internet, ver contenidos multimedia... Suelen estar provistos de tecnologías que reducen la fatiga visual, resolución Full HD...

Profesionales: especialmente desarrollados para cumplir con las exigencias de diseñadores, arquitectos, fotógrafos, creadores de contenido y, en general, profesionales que requieran de un monitor con una variada conectividad, diferentes opciones de ergonomía y, sobre todo, una fidelidad de color máxima, así como una resolución sensacional.

Táctiles: su principal ámbito de uso es en comercios, restaurantes y negocios con TPV (Terminal en el Punto de Venta).

Portátiles: compactos y fáciles de transportar, están diseñados para utilizar como monitor auxiliar conectados a un portátil. Algunos de ellos cuentan con batería o pueden alimentarse mediante USB-C.

Gaming: más allá de una extraordinaria resolución (Full HD, WQHD, 4K...), se diferencian por ofrecer tasas de refresco más elevadas y un menor tiempo de respuesta para una acción mas fluida. Así mismo, cuentan con diseños de inspiración gamer y con múltiples sistemas de mejora de imagen claramente enfocados al mundo de los eSports y juegos en general.

¿Qué tipos de paneles de monitor hay?

IPS: proporcionan una fantástica reproducción del color y amplio ángulo de visión. Los modelos actuales cuentan también con altas tasas de refresco, por lo que son las pantallas más versátiles. Ideales tanto para uso doméstico, como profesional y gaming.

OLED: en esta clase de panel cada píxel emite su propia luz tras recibir electricidad, sin necesidad de depender de retroiluminación. Esto permite producir negros puros, lo que se traduce en un contraste infinito. A esta ventaja hay que añadir un tiempo de respuesta bajísimo con una calidad de imagen espectacular. Muy extedidos entre las gamas más altas.

TN: se trata de una opción muy demandada por gamers cuyo presupuesto es limitado, ya que ofrecen una alta tasa de refresco y bajo tiempo de respuesta a un precio verdaderamente competitivo. Sin embargo, suelen adolecer de cambios de tonalidad al observarlos desde diferentes ángulos, no mostrando los colores con la precisión esperada en ciertos casos.

VA: proporcionan un ratio de contraste sensacional, así como un brillo y precisión de color extraordinarios. Aunque tradicionalmente han padecido en mayor o menor grado de efecto ghosting, lo cierto es que las pantallas VA actuales han mejorado muchísimo en este aspecto. Este tipo de panel también se emplea en la gran mayoría de monitores curvos.

Producto agregado a la lista de deseos